РОССИЯ-СВЯЩЕННАЯ НАША ДЕРЖАВА!

Barcelona, España.
San Petersburgo, Rusia.
Moscú, Rusia.
Madrid, España.

CATALUNYA · CANCIONES TRADICIONALES.

CATALUNYA · CANCIONES TRADICIONALES.

HISTORIA DE LA MÚSICA CATALANA.

 

Dentro de la historia de la música universal, la música catalana ha tenido siempre un carácter diferenciado, ya desde la Edad Media, con respecto a otras naciones. Y es que la música, como medio cultural que fomenta las particularidades de cada nación, se trata de la expresión artística de una sociedad catalana que piensa y siente de una forma especial.

 

Es el reflejo de una cultura constituyendo, este arte, una cultura particular. Desde los trovadores, pasando por Pau Casals o los cantautores como Lluís Llach hasta llegar a la música rock de Sopa de Cabra o Lax "N" Busto ha llovido mucho. Lo que está claro es que periodo a periodo la música catalana nunca se ha estancado, ha seguido evolucionando y se ha adaptado a cada época con nombres siempre destacados en este terreno.

 

Una buena muestra de este arte medieval catalán son las danzas religiosas del "Llibre Vermell" (Libro Rojo) de Montserrat. Se trata de un ejemplo excepcional de la música de aquellos tiempos. Concretamente, de danza litúrgica cristiana en el Occidente Europeo. Además la corte de los condes-reyes catalanes tendrá una motivación musical que es comparable a la de otros países europeos. Ello equivale a una actividad intensa en todo lo artístico. Por otro lado, Cataluña contará con un rey músico: Joan I de Cataluña y Aragón. Ello favorecerá en gran manera el amor que sentirán los catalanes por la música, ya desde tiempos remotos.

 

En los años siguientes la música catalana va progresando y lo hace de forma paralela a la música europea. Se hace popular gracias al trabajo de los organistas y de compositores relevantes, genios creadores. Durante el periodo Barroco, Cataluña se ve influenciada por las melodías francesas y luego por las italianas. En este panorama, que se va transformando, estará presente y tendrá gran importancia la "Escola de Montserrat" (Escuela de Montserrat). En esta época los compositores y artistas catalanes viajarán por toda España y se convertirán en grandes personajes populares en cuanto a la música religiosa del Barroco.

 

En el siglo XVIII llega la ópera italiana a tierras catalanas. Ésta tendrá una gran trascendencia en Cataluña. La ópera llegó a la capital catalana gracias al Archiduque Carles d´Àustria i llegó a tener un momento dorado, pero el verdadero clímax de la ópera catalana tiene lugar cuarenta años después a través del capitán general marqués de la Mina, que la establece en el Teatre de la Santa Creu. En este teatro los músicos catalanes competirán con los grandes compositores europeos, de los que llegan sus grandes obras. Este fervor operístico sigue vivo, y más que nunca, en el siglo XIX. Prueba de ello son las magníficas construcciones que se crean para disfrutar de la música. Éste es el caso del Gran Teatre del Liceu, levantado en 1847.

 

La música modernista en Cataluña tiene un papel muy significativo. Ésta de desarrollará, como el modernismo pictórico y artístico en general, entre los años 1890 y 1920. El Modernismo se caracteriza por la libertad de su expresión y busca lo auténtico y lo sincero, por encima de lo bello. Por ello, los artistas de este movimiento se interesarán a menudo por la música popular y folclórica. Esto es por las raíces más profundas y verdaderas de su persona. Especialmente Albéniz, Granados, Nicolau y Morera sobre todo. Otra característica de esta corriente artística es el denominado “Wagnerismo”. A principios del siglo XX Barcelona se considera una de las ciudades más “wagnerianas” del mundo. Y es que en este periodo la influencia de la obra de Wagner fue muy importante para los catalanes. 

 

Pero en Cataluña además hay un rasgo importante a la hora de componer. Éste es el factor nacionalista. El sentimiento nacional se plasma en la música con canciones tan relevantes para la cultura catalana como es "El cant de la Senyera". Esto es el canto a la bandera catalana, creado por Lluís Millet i Pagès. Éste es el mismo autor del Himno Nacional de Cataluña: "Els segadors", en honor a la Guerra dels Segadors del año 1640 y  que será prohibido durante la dictadura franquista. Este compositor es un líder indiscutible del Modernismo musical catalán. Su pasión por este movimiento artístico le llevó a escoger a Lluís Domènech i Montaner para construir el Palau de la Música Catalana. En el Café Pelayo, más bien recordado como "Els Quatre Gats" (Los cuatro gatos) se reunían varios personajes importantes de esta corriente artística. Entre estos genios catalanes destacaban: Antoni Gaudí, Àngel Guimerà, Narcís Oller, Lluís Domènech Montaner y Emili Vilanova, entre otros.

 

Otra figura imprescindible para la música catalana será Pau Casals (1876-1973). Éste es considerado por muchos el más grande violoncelista que haya existido jamás. Estuvo en la lista negra de la gestapo y se negó a tocar en la España de Franco, la Italia de Mussolini o la Alemania de Hitler. Compuso, nada más y nada menos, que el Himno de las Naciones Unidas. Entre sus interpretaciones destaca la de "El cant dels ocells". Cada vez que se toca esta canción, Pau Casals tiene el poder de poner el alma en vilo, se tenga la sensibilidad que se tenga.

 

Tampoco podemos olvidarnos del baile típico de Cataluña: La Sardana. En 1892 el Maestro Tomás Bretón estrenaba una ópera en el Liceo. Se trataba, sin duda, de una sardana. El poeta Joan Maragall quedó impactado y conmovido por aquella pieza. Dos años más tarde escribió un poema: "Sardana". Ello significó el reconocimiento intelectual de todo un pueblo. La sardana se fue popularizando y para convertirse al fin en un signo identificativo se le buscó el pasado que en realidad tenía. Ello lo estudió con éxito el historiador Josep Pella i Forgas. Hoy en día la sardana es un símbolo de Cataluña, más que reconocido.

 

Entre 1950/1960 destaca en Cataluña el fenómeno musical de la "Nova Cançó" que reivindica la lengua y la democracia. Diferentes cantautores de gran éxito, entonces y hoy, formaron parte del grupo "Setze Jutges". Entre éstos destacan: Lluís Lach, Raimon, Joan Manuel Serrat, Maria del Mar Bonet, Marina Rosselly Guillermina Motta, entre otros. A parte de ser grandes músicos, reivindicaron la identidad catalana en tiempos franquistas.

 

El rock catalán se dio a conocer sobre todo a principios de los años 70, cuando el rock español experimentaba cierta decadencia. A los rockeros catalanes les fue difícil ganarse el público de toda España. No obstante triunfaron en Cataluña y lo siguen haciendo. Los discos de Elèctrica Dharma, Sopa de Cabra, Sau, Lax "N"Busto, Els Pets, Brams, Gossos, Inadaptats o Obrint Pas son comprados hoy en día por miles de adolescentes catalanes marcados por un gran carácter reivindicativo.

 

Música catalana en You Tube.



SERVICIOS MÉDICOS.



Telfs. 24 horas 365 días: (0034) 977 385 323 / (0034) 608 176 689 (RUSO · ESPAÑOL · INGLÉS · CATALÁN).

C/ PASEO JAIME I, nº 10, Piso 601-602, C.P. E-43840, Apdo. Correos 230, SALOU · COSTA DORADA (TARRAGONA) SPAIN.

Email: info@fundacionamigosderusia.com 

© FUNDACIÓN AMIGOS DE RUSIA · Copyright 2010 - 2017 · Todos los derechos reservados www.fundacionamigosderusia.com · Aviso Legal


Registro Nacional Español de Fundaciones número:
1.045 C.


                                                                                                                                                                                       ;                                               
Fundación Amigos de Rusia